Para cualquiera con, sentido común jamas (aunque sólo algunos osados lo harían) llevarían a una serpiente en sus manos. Pero esta es una excepción, cuando las serpientes están en su etapa de bebé pueden ser las más lindas que hayas podido ver, y totalmente inofensivas.

  Facebook
¿Te gustó?
Compártelo en:
12:45:00
Publicado por Ricardo Zorrilla