Este pequeño intenta muchas veces beber agua de una manguera, pero no se da cuenta que su pecho está cambiando la dirección del chorro, por tal razón su boca nunca toca el agua. No me ha pasado, pero igual es algo gracioso. Compártelo con tus amigos!

20:48:00
Publicado por Ricardo Zorrilla

0comentarios :