Cuando era niño, recuerdo, que con mis amigos del barrio lanzábamos globos con agua a las personas que pasaban por delante de la casa... era carnavales. El punto es que nosotros usábamos globos pequeños, pero este si que se paso de troll, pobre niño que se cae, le debió doler la cabeza.

  Facebook
¿Te gustó?
Compártelo en:
15:26:00
Publicado por Ricardo Zorrilla Godoy

0comentarios :